Hola buenos dias

No tengo un recuerdo de mi vida en el que no haya estado inventando historias. Pasaron de dibujos, cómics e historietas a libros de muchas páginas cuando cumplí los quince.

Y esto se convirtió en mi SUEÑO, con mayúsculas. Escribir se ha convertido en otra forma de seguir respirando y que vosotrxs leáis esas historias es una forma de felicidad absoluta.

Me lanzo al teclado impulsada por la defensa del amor en todas sus formas; los amores prohibidos, también esos que han sufrido (y sufren) injusticias.

Siempre en busca de la ternura, la poesía, el intimismo y la intensidad. En busca de estrujarte el corazón y dejar poso en tu pecho.